Happy Socks

Happy Socks comenzó en la primavera de 2008. Dos amigos tuvieron una visión: repartir felicidad transformando una prenda esencial en una colorida pieza de gran calidad, artesanía y creatividad. Un concepto que hoy se ve perfeccionado por el gran grupo de creadores de Happy Socks.

Hoy Happy Socks se vende en más de 70 países y en cada continente.

Happy Socks ofrece una casi infinita variedad de modelos y diseños, utilizando una gran gama de combinación de colores y diseños originales.

Resumiendo: existen calcetines de alta calidad, para cada ocasión, mentalidad y estilo.